fbpx

The Blog

UN DÍA COMO HOY, JAIME ROLDÓS GANÓ LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

FECHA: 29 de abril

AÑO: 1979

El Consejo Supremo de Gobierno de 1976, es el último gobierno militar que ha tenido el Ecuador. Tras obligar al también dictador, Guillermo Rodríguez Lara, a dejar su cargo, tomaron el mando del país con la promesa de servir de tránsito hacia el retorno a la democracia. La tarea la encargaron a su Ministro de Gobierno: el Coronel Richelieu Levoyer, quien fue el ideólogo y constructor del «Plan de Retorno a la Constitución». El Plan marcó una hoja de ruta con plazos y acciones que debían cumplirse para operativizar esa transición.

El gobierno conformó tres comisiones jurídicas, mismas que se encargaron del proceso de redacción de una nueva Constitución, y de reformar la Constitución de 1945. Estos dos documentos fueron sometidos a referéndum el 15 de enero 1978, pronunciándose la ciudadanía a favor de la nueva Constitución, que según el Plan, entraría en vigencia con el nuevo gobierno.

A la par de estas gestiones, las comisiones trabajaron en el reordenamiento jurídico nacional para preparar al país al proceso electoral. Se expidió la Ley de Elecciones en febrero de 1978 y casi a la par, la Ley de Partidos Políticos. También se conformó el Tribunal Supremo del Referéndum (luego Tribunal Supremo Electoral) presidido por el ex presidente Galo Plaza Lasso. Otros personajes insignes también fueron parte del organismo: el ex presidente Clemente Yerovi y Benjamín Carrión, entre otros.

Con toda la normativa aprobada -incluidos los bloqueos correspondientes para impedir la participación de personajes incómodos como Asad Bucaram, José María Velasco Ibarra y Carlos Julio Arosemena- el gobierno convocó a elecciones en marzo de 1978. El período de inscripciones cerró dos meses después, con el registro de seis binomios: Raúl Clemente Huerta y Arsenio Vivanco, por el Partido Liberal Radical (PLRE); Jaime Roldós Aguilera y Oswaldo Hurtado por la Concentración de Fuerzas Populares (CFP); Sixto Durán Ballén y José Icaza Roldós, por el Frente Nacional Constitucionalista (FNC); René Maugé y Aníbal Muñoz por la Unión Democrática Popular; Rodrigo Borja y Raúl Baca Carbo por la Izquierda Democrática (ID) y; Abdón Calderón Muñoz y Edgar Molina por el Frente Radical Alfarista (FRA). Las transitorias incorporadas en la ley, también impidieron la participación del Movimiento Popular Democrático (MPD) y de la Democracia Popular (DP).

Las elecciones de realizaron el 16 de julio. Los resultados arrojaron que el CFP había alcanzado el 27.7% de los votos y el FNC el 23.86% siendo estos dos los más votados, aunque con una diferencia muy estrecha del tercer lugar: el PLRE con 22.67%. Al no obtener mayoría absoluta en los votos, se debió convocar a una segunda vuelta electoral, prevista para el 29 de abril de 1979.

El tiempo de espera impuso un clima de tensión en el país, dado el retraso de casi 4 meses que tuvo el TSE para proclamar los resultados de la primera vuelta. La situación se tensionó mucho más en diciembre de 1978 tras conocerse el asesinato del ex candidato Abdón Calderón Muñoz.

En este escenario se desarrolló el balotaje tras una álgida campaña electoral en la que se descubrieron las grandes dotes de oratoria del joven abogado Jaime Roldós. Su candidatura fue inicialmente una sorpresa para el país, puesto que el CFP tenía los ojos puestos en Assad Bucaram, a quien se le impidió participar. Por otro lado, Sixto Durán, candidato del Partido Social Cristiano (PSC), gozaba de una importante popularidad fruto de su gestión como Alcalde de Quito. También tenía el apoyo implícito de la dictadura. Consciente de la fuerza electoral que tenía el CFP, el PSC buscó una alianza conservadora a nivel nacional, que derivó en el FNC, gracias a la cual lograron llegar a la instancia final de las elecciones.

Sin embargo, el resultado de la segunda vuelta fue contundente, dando la victoria a Jaime Roldós y a Oswaldo Hurtado con el 68.49% de los votos, siendo este el triunfo más amplio registrado hasta la fecha en elecciones presidenciales. Entre los hitos del triunfo de Roldós estuvo la importante participación electoral de las mujeres, a quienes el presidente electo agradeció de manera especial y prometió dar un espacio en su gabinete. La llegada de Roldós a la presidencia significó el retorno definitivo a la democracia -vigente hasta hoy- y el estreno de una nueva Constitución Nacional.

Autor: Galo Larenas D.

EN LA IMAGEN: El presidente electo, Jaime Roldós Aguilera, quien moriría trágicamente en el cargo, el 24 de mayo de 1981

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Tu comentario

Name*

Email*

Website